Fiscalía comprueba que sí hay daños en geoglifos de las pampas de Palpa

Viernes, 25 Septiembre 2015 - 7:30pm

Ica en Línea.- La Fiscalía de Palpa comprobó que sí existen daños en varios puntos de los geoglifos que yacen en las pampas de Palpa, lo que constituiría presuntos delitos contra el patrimonio cultural en la modalidad de atentado contra monumento arqueológico, se informó.

Según se ha dado a conocer, estos daños constituiría el delito de usurpación de área intangible en la zona de Sacramento.

La diligencia de verificación estuvo a cargo del Fiscal Adjunto Provincial de Palpa, Carlos Márquez Huamán, y se realizó en el sector de las líneas conocido como San Jacinto.

Esta inspección forma parte de  la investigación abierta recientemente tras conocerse la aparición de numerosas inscripciones en la zona.

El fiscal comprobó que en varios puntos de la imagen del pelícano hay inscripciones de nombres y letras como “Dibujador Luis Tadeo José Davidor José Q. Pao”, en dirección de este a oeste.

Cerca de ese punto hay otras inscripciones poco visibles, y a unos nueve metros existe una pila de piedras que forman la palabra “Zahira”, todo lo cual afecta a un área de 5,540 metros cuadrados.

También se pudo compobar que en la figura conocida como “Arete del Inca”, en dirección de suroeste a noreste, se han escrito nombres de diversas personas que han ocasionado un daño en aproximadamente 190 metros cuadrados del terreno arqueológico.

La Fiscalía de Palpa está en permanente coordinación con el responsable del Plan de Gestión del Patrimonio Cultural de Palpa–Nasca, Johny Isla Cuadrado; con la arqueóloga Ana María Ortiz de Zevallos Madueño, directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Ica; y con Jesús Jaime Peña Uceda, asesor legal de dicha Dirección, con quienes desarrolló la diligencia de verificación de los daños y se procedió a la toma de fotografías.

El representante de la Fiscalía y las demás autoridades, pudieron constatar  la existencia de varios criaderos de porcinos que ocupan un área aproximada de 3,500 metros cuadrados, muy cerca de esta zona intangible, donde viven varias personas dedicadas a la crianza de estos animales. (Redacción Central)

Comentarios