Parcona: "El Chapo peruano" logró escapar durante traslado al penal

Viernes, 17 Julio 2015 - 1:45pm

Ica en Línea.-Este peligroso delincuente, identificado como Julio Torres Ramírez, fue capturado por agentes de Parcona tras un enfrentamiento a mano armada donde incluso recibió un disparo en la pierna, pero cuatro días después burló el resguardo policial y logró escapar.

En el enfrentamiento de días atrás el procesado descargó seis balas contra los agentes para evitar su detención, pero bastó un tiro de la policía para dejarlo herido en la pierna y controlar la situación. Pero todo cambió ayer después de la audiencia judicial en el módulo del Poder Judicial de Parcona, donde recibió prisión preventiva por 9 meses. Julio Torres Ramírez se las ingenió para escapar.

Según se supo, agentes de la Policía Judicial trasladaban al investigado a la carceleta judicial, frente a la plazuela barranca, pero en el trayecto, cuando pasaban por la avenida Siete, el procesado logró distraer y burlar a los custodios. Un auto lo esperaba por el lugar y escapó ante la mirada absorta de los policías.

Julio César Torres Ramírez (42) fue denunciado por Liz Madueño, madre de dos menores de 16 y 13 años, que lo acusa de entrar a su domicilio y amedrentar a sus hijas. Este habría ingresado a la habitación de las niñas y a una de ellas la amenazó con un cuchillo y ató de manos y pies, mientras que a la más pequeña la obligó a desnudarse. Ante el llanto y pánico de las menores, el depravado sujeto descargó balas contra la cama y huyó del lugar.

La policía de Parcona registró que el acusado presentaba requisitorias por tráfico ilícito de drogas y horas después de la denuncia logró su captura.
El domingo pasado la policía lo esperaba en los exteriores de la vivienda C-16 del pasaje Jhonatan, en Parcona. El denunciado salió vestido con una camiseta de estudiante color blanco, pero emprendió su fuga al notar la presencia policial. Un custodio lo alcanzó pero el delincuente sacó su arma de fuego y arremetió contra los policías, desatándose un fuego cruzado.

El policía, quien felizmente pudo evitar las balas forcejeó con el delincuente y logró sujetarlo de la muñeca. Este no dejaba de hacer disparos y obligó al efectivo a dispararle en la pierna.

Fue trasladado al hospital Socorro, de donde salió ayer para la audiencia judicial, y tras la misma escapó.

Al parecer su fuga estaba preparada. Un vehículo lo esperaba y a toda costa iban a conseguir su huida.
La tarde de ayer, diferentes unidades se movilizaron para buscar y recapturar al avezado y peligroso sujeto. Finalmente lograron recapturarlo.(Fuente: Correo)

 

Comentarios