Ica: exhiben 250 piezas arqueológicas del centro ceremonial de Cahuachi

Lunes, 24 Agosto 2015 - 5:45pm

Ica en Línea.- Unas 250 piezas de la cultura Nasca, hallados en el centro ceremonial Cahuachi, se exhiben en el museo didáctico Antonini, en la región Ica,  el cual  es muy visitado por turistas nacionales y extranjeros, se destacó.

Dicho recinto cultural, administrado por el Centro Italiano Studi e Ricerche Archeologiche Precolombiane (CISRAP), a cargo del arqueólogo italiano Giuseppe Orefici, contiene bellos ceramios, tejidos habitualmente de algodón y bordados a veces de lana, momias, cabezas, trofeos y muchos otros restos maravillosos.

El material que ahí se exhibe proviene de todas las excavaciones realizadas en los últimos 33 años por la misión italiana "Proyecto Nasca" en Cahuachi.

Orefici resaltó que se muestran piezas únicas como mates pintados con colores resinosos, lo que sugiere que se trató de un momento de transición entre las culturas Paracas y Nasca, y maquetas únicas que escenifican el ritual alrededor de la preparación de un fardo funerario en un acto de curanderismo.

Asimismo, un templo con los personajes al exterior o ventanas hechas en forma de pescado, otros dos personajes en el interior y una divinidad puesta en la pared.

Destaca, además, el ajuar funerario de la  sacerdotisa niña con su mortaja de tela con bordados en tres dimensiones que la envolvía en su entierro, joyas de oro y plata, collares de spondylus, cerámica e impresionantes mates multicolores con incisiones en bajo relieve.

"Por primera vez en esta zona se encontraron objetos de metal con piedras preciosas, como lapislázuli (traído desde Chile) y ojo de tigre (procedente del Brasil), que formaban parte de las alhajas de este venerado personaje", subrayó Orefici.

Al interior del museo, ubicado en la avenida de la Cultura 600 de la ciudad de Nasca, sobresale un  parque arqueológico al abierto de 1,600 metros cuadrados, donde destaca el acueducto de Bisambra, de 70 metros de largo, que  muestra la creatividad de los antiguos pobladores en el campo de la ingeniería hidráulica.

De igual modo, hay reconstrucciones de tumbas en tamaño natural, con imitaciones de los entierros y su ajuar funerario, unas reproducciones de las micropinturas rupestres de Huayhua y una maqueta de los geoglifos de la Pampa de Nasca.

“Este recinto cultural abierto al público todos los días de la semana, lo hemos construido en 1999, de acuerdo con el Ministerio de Cultura a quien le pertenece todo lo hallado”, puntualizó Orefici a la Agencia Andina.

Cahuachi, considerado el centro ceremonial de adobe más grande del mundo, y que se desarrolló entre los 450 años antes de Cristo y 450 después de Cristo, se ubica a 28 kilómetros de la ciudad de Nasca.

Se puede observar grandes conjuntos de edificios, delimitados por una muralla perimetral que los encierra, destacando la Gran Pirámide, la Pirámide Naranja (delante se encuentra la tumba de la sacerdotisa niña), el Gran Templo, el Templo Escalonado y los Montículos.

Como este sitio arqueológico, Nasca tiene muchos atractivos arqueológicos que ofrecer, como petroglifos, acueductos milenarios y enigmáticos campos de sanación, como en Orcona.(Andina)

Comentarios